viernes, 18 de abril de 2008

7 LEYES DE LA ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

LEY DEL MAESTRO
La verdadera enseñanza sólo puede provenir de una vida plena y en crecimiento. Si los maestros no están creciendo en conocimiento y en sabiduría espiritual, su habilidad para enseñar pronto entrará en cortocircuito.
LA LEY DE LA EDUCACIÓN
La tarea primaria del maestro es estimular y motivar, dirigir la atención de la clase. La tarea del estudiante es investigar, descubrir y avanzar con ahínco. La mayoría de nosotros hemos sido instruidos por medio del método de la disertación y no por el método de la investigación.
Enseñe a la gente a pensar
Aprenda a aprovechar los momentos favorables para la enseñanza. Es en esos momentos cuando los alumnos que tienen inquietudes hacen buenas preguntas o establecen una premisa interesante.
Enseña a la gente a aprender
Ayude a sus alumnos a dedicar más tiempo a cuestionar respuestas que a responder preguntas. El hecho de desafiar el pensamiento no conduce necesariamente a la heterodoxia o herejía sino que contribuye a formar cristianos mejor informados.
Enseñe a la gente a trabajar
Cuando los alumnos salen de la clase con interrogantes acerca de los cuales pensar y hablar, y con problemas para resolver, el maestro ha cumplido exitosamente su misión.
LA LEY DE LA ACTIVIDAD
Cuando Pedro fue a Jesús con la pregunta acerca del impuesto para el templo, Jesús hizo intervenir a Pedro en una actividad de aprendizaje pidiéndole que fuera a pescar y que pagara el impuesto con lo que encontrara en la boca del pez. De la misma manera, cuando un maestro hace participar a sus clase en un proceso educativo fructífero y significativo, mayor será el aprendizaje resultante para ellos.
LA LEY DE LA COMUNICACIÓN
La comunicación consiste en construir puentes de entendimiento entre usted y los demás. Juan 4 registra el hecho de que Jesús procuró inmediatamente establecer un terreno común (la sed) entre él y su mal dispuesta alumna (Juan 4:7).
LA LEY DEL CORAZÓN
A los estudiantes no les interesa cuánto sabe usted hasta que se dan cuenta de que usted está interesado en ellos. Tal vez algunos de nuestros intentos de enseñar y dar testimonio no han encontrado una respuesta entusiasta en la gente porque estamos más ansiosos de seguir nuestra agenda que de escuchar y atender las necesidades de otros.
LA LEY DE LA MOTIVACIÓN
El estudiante debe ser adecuadamente motivado. Las personas llegan a estar adecuadamente motivadas cuando el maestro estructura una correcta experiencia de entrenamiento que consta de 4 etapas: (a) "Yo hago y tú observas"; (b) "Tu y yo lo hacemos juntos"; (c) "Tú lo haces y yo observo"; (d) "Tú lo haces".
LA LEY DE LA DESTREZA
El mejor momento para comenzar a prepararse a fin de enseñar la lección de la escuela sabática no es la noche anterior sino el inicio de la semana. No tema asignar tareas bien pensadas y significativas que motivarán a sus alumnos a pensar y despertarán en ellos el gusto por estudio personal e independiente.
REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA
Estos principios fueron extraídos del libro Teaching to Change Lives (Enseñanza para transformar vida) de Howard G. Hendricks; Multnomah Press, 1987.