viernes, 18 de abril de 2008

El "Maestro" de los maestros y sus métodos de enseñanza

La historia registró lo siguiente sobre el Maestro: "Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se ADMIRABA de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas" (Mat. 7:28,29).
Veamos cómo enseñó Jesús:
Si nosotros somos sus discípulos, ¿no nos podría capacitar para enseñar como Él lo hacía?
¿Qué podemos hacer para empezar a cambiar nuestra tradicional forma de enseñanza?
Veamos 5 técnicas de enseñanza fundamentales, que si decidimos aplicarlo lo resultados serán exitosos:
1. Promovía en la misma clase del día el desarrollo del conocimiento, las habilidades, las actitudes y los valores supremos.
¿Considera usted que promovemos en la clase los conocimientos, el desarrollo de habilidades personales para la evangelización, actitudes positivas para hacer el trabajo del Señor y el aprecio e incorporación de los valores supremos? ¿Hizo eso la última vez que tuvo la lección bíblica?
Veamos como lo hizo Jesús en una de sus clases activas, participativas y significativas registrada en San Lucas 9: 10-17.
Título de la clase: El reino de Dios
Lugar: Betsaida
Recursos: La Palabra, un niño, pescados, canastos, etc.

CONTENIDOS QUE DESARROLLÓ JESÚS ACTIVIDADES
Información. Conocimiento.
(Competencias conceptuales) Hablarles del reino de Dios (Luc. 9: 11 )
Desarrollo de habilidades.
(Contenido Procedimental) Sanar a los que lo necesitaban (Luc. 9:11 )
Organizar y atender grupos con eficiencia
(Luc. 9:14-15; Mar.6:40.)
Desarrollo de actitudes
(Contenido Actitudinal) Demostrar empatía (Luc. 9:13)
Demostrar aprecio por la limpieza del campus
(Luc. 9:17)
Valores que nos mostró Presentar a Dios como el Creador del Universo y el dador de la vida
Enseñar a agradecer a Dios (Luc. 9:16)

Evaluación que hicieron los alumnos: "Cuando Jesús terminó de decir estas cosas, las multitudes se asombraron de su enseñanza.." (Mat.7:28).
¿Qué tal le parece este plan que siguió Jesús? Grandioso, innovador y digno de imitar, Si el Señor estaría con nosotros y tuviera que realizar la lección bíblica ¿sólo estaría hablando e informando? ¿Sólo Él participaría? La respuesta usted la tiene.

2. Partió de lo próximo hacia lo trascendental. De lo familiar hacia lo nuevo. (Juan 10:1-18). Jesús presentó las verdades utilizando escenas familiares, cotidianas, cercanas, conocidas. Veamos más al respecto en Mateo 4:18,19; 5:21,22,27,28,43,44.
Si este principio guió al Maestro ¿por qué no aplicarlo en nuestra enseñanza? ¿por qué no empezar a partir de los intereses personales para conducirlos después a las verdades divinas? ¿Por qué no preparar una buena introducción o motivación que parta de lo conocido o familiar hacia lo desconocido?.

3. Jesús formuló preguntas de alto orden. Jesús no perdió tiempo en hacer preguntas superficiales cuando enseñaba a sus discípulos.
Vea Usted la calidad y la profundidad de las preguntas en las siguientes afirmaciones:
- Jesús solicitó que evalúen y expresen lo que OTROS opinaban sobre él:
"¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?"
- Luego, realiza una pregunta que obliga a la persona a decir lo que opina:
"Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?"
Primero formula una pregunta general y luego una pregunta personal. Este tipo de preguntas conducen al compromiso, al llamado, a la reflexión para aceptar el llamado de Dios. Este tipo de preguntas deben realizarse después de que usted presentó la lección de un día. Antes de pasar a la lección siguiente, debería haber hecho un llamado. Si no lo hace, no está enseñando como el Maestro.
Otras preguntas se hallan en los siguientes textos:
Mat. 17:24-27, Mateo 22:18-22; Mateo 22:41-46; Lucas 14:3
4. Su enseñanza se basaba en los principios bíblicos. "Jesús no tenía nada que ver con los diversos temas de disensión entre los judíos. Su obra era presentar la verdad. Sus palabras derramaban raudales de luz sobre las enseñanzas de los patriarcas y profetas, y presentaban las Escrituras a los hombres como una nueva revelación. Nunca habían percibido sus oyentes tan profundo significado en la Palabra de Dios"
El maestro cristiano debe enseñar a sus alumnos a expresarse con propiedad. Fundamentando cada opinión importante en un texto bíblico.

5.Su enseñanza daba a conocer que él era el Hijo de Dios. Todo estudio bíblico tienen que ser Cristocéntrico.

6. Usaba las analogías.
7. Utilizaba los relatos, las parábolas para motivar y despertar atención en el tema.

RESUMEN:
-Jesús motivó y dirigió la atención de los oyentes partiendo de sus intereses comunes, familiares, cotidianos a la contemplación de las verdades divinas.
-Empleó frecuentemente ilustraciones de la naturaleza y de las experiencias de la vida.
-Invitó a los oyentes a participar mediante preguntas oportunas.
-Sus enseñanzas estaban basadas en las Escrituras y centradas en su propio ministerio de salvación.
Para que nuestra enseñanza bíblica sea efectiva, debemos seguir los métodos del Maestro.